Amenazas contra el libre mercado de la distribución en España

Ciertamente estar a pie de calle con un producto tan cercano y necesario para el ciudadano como lo es la alimentación no es fácil. Las opiniones, las acusaciones y los mensajes contradictorios son frecuentes y abarcan muchos temas. Cuando se hacen análisis cuantitativos, de esos que hacen los departamentos de comunicación, donde se cuantifican titulares y se analiza el sentimiento de los mismos, el lector podría llegar a pensar que se encuentra frente a un sector casi criminal. Cuando los precios suben es culpa de la distribución y cuando los precios bajan es que la distribución vende a pérdida ¿quién no lo ve claro?

Por estos y otros argumentos sin sentido, se hace necesaria una lectura más reposada de los temas. Hay variables que son constantes y ejemplos se suceden a diario.

En los últimos meses se han podido ver en los medios de comunicación acusaciones de venta a pérdida ya sea a la distribución como sector o directamente a DIA; 3 acusaciones que se han materializado en 116 impactos en los medios. Si sumáramos los impactos anuales por este tema podríamos llegar a la conclusión de no ser una empresa, sino una ONG. Porque la pregunta no es lo que vendemos a pérdida, sino si ganamos en alguna de las ventas. Ciertamente éste es un en un sector de márgenes muy ajustados y de gestión compleja donde la importancia de controlar los costes es fundamental, pero es fácil deducir que si todo se vende a pérdida, es difícil ganar.

Más allá de este razonamiento simplista, hace unos días leíamos el informe de conclusiones del abogado general Sr. Henrik Saugmandsgaard en el asunto C-295/1, en el que se concluía que una norma como el artículo 14 de la LOCM (Ley Orgánica de Comercio Minorista), que establece una prohibición general de venta a pérdida y que no precisa un análisis específico para determinar si la conducta en cuestión puede considerarse desleal, es contraria al derecho de la Unión Europea. Cierto que el informe no es vinculante pero como se indica más arriba, la persecución en este contexto es diaria, sin que aquí nadie cuestione nada.

DIA compra a 1.528 proveedores en España, de los cuales 1.382 son Pymes y 146 son multinacionales. La facturación a Pymes es de 2.164 millones mientras que la facturación a esas grandes empresas es de 2.067 millones de euros. A la vista de estos datos sobra decir que hay una serie de compañías que fabrican una parte importante de los productos de alimentación más consumidos y que mantienen cuotas de mercado muy por encima del 50% en algunas familias de productos.

Principales grupos de alimentación del mundo

Fuente: Oxfam

Para hacer frente a la capacidad de negociación de estas grandes empresas hace ya tiempo que la distribución europea asiste a un proceso de alianzas comerciales entre operadores. DIA ha firmado alianzas comerciales en España con Eroski, en Portugal con Intermarché y en Francia con Casino, con el objetivo de repercutir en el consumidor las eficiencias ganadas. Con la excepción de España, ninguno de los países en los que se han ejecutado estas alianzas, que además cuentan con más alianzas de otros operados, ha puesto ninguna traba.

En España, sin embargo, DIA y Eroski tienen abierto un expediente sancionador importante por la aplicación de esta alianza, que es consecuencia de la denuncia de las patronales que representan a los principales proveedores de alimentación mundial. No es este el espacio donde poder entrar al detalle, pero sí donde mirar algunos datos:

El grupo alimentario suizo Nestlé aumentó sus ventas un 0,4% en el primer trimestre con respecto al mismo periodo de 2016, hasta los 19.587 millones de euros). Nestle aumenta sus ventas un 0,4% en el primer trimestre

La angloholandesa Unilever –cuarta mayor compañía de productos de gran consumo del mundo– presentó ayer datos del primer trimestre, que alcanzaron 13.319 millones de eurosUnilever factura un 6,1% más hasta marzo y eleva un 12% el dividendo

En el primer trimestre de 2017, la holandesa Heineken ha registrado un beneficio neto de 293 millones de euros, frente a los 265 millones de euros del mismo periodo del año anterior, lo que supone un incremento del 10,5%. El beneficio de Heineken crece un 10,5% en el primer trimestre

La norteamericana Pepsico bate al mercado en el segundo trimestre por la subida de precios- El grupo ha facturado 15.700 millones de euros en el segundo trimestre y ha ganado 2.110 millonesPepsiCo gana un 41,5% más en el primer trimestre

En este punto sólo cabe señalar que la facturación del Grupo Español DIA en el primer trimestre de este año fue de 2.096 millones de euros, con un beneficio de 39 millones, mientras que su facturación anual durante 2016 en los cinco países donde opera fue de 10.550 millones con un beneficio de 258,6 millones. Por tanto, el tamaño y el poder de negociación con muchos de los proveedores anteriormente citados parece cuanto menos desigual y la necesidad de un socio que intente mejorar las condiciones de negociación resulta a su vez más que lógica. ¿Por qué esos problemas en el caso español?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *