La importancia de un comercio justo

Comercio justo

Actualmente vivimos en una sociedad de consumo desenfrenado, sin importar la calidad, ni el origen, ni las condiciones de trabajo.  Aunque se consigue llegar a ver un rayo de esperanza pues está surgiendo una tendencia de consumo ético y responsable, que esperamos que se quede por mucho tiempo.

Es ahí donde el Comercio Justo juega un importante rol, pues se trata de una alternativa al consumo habitual, es un comercio solidario y responsable tanto con las personas como con el medio ambiente.

La WFTO (World Fair Trade Organization, Organización Mundial del Comercio Justo) ha estipulado diez principios que toda organización que trabaja en Comercio Justo debe cumplir para poder considerarse como tal de Comercio Justo:

  1. Creación de Oportunidades para Productores en Desventaja Económica

El principal objetivo es reducir la pobreza a través del comercio, por lo que apoyar a los pequeños productores es primordial.

  1. Transparencia y Responsabilidad – Rendición de cuentas

La organización debe ser transparente en todo momento, involucrar a todos sus empleados en la toma de decisiones y contar con canales de comunicación abiertos.

  1. Práctica Comerciales Justas

La organización debe respetar los contratos con los pequeños productores y no buscar incrementar sus propios ingresos a costa de ellos, los pedidos deben ser pagados al momento de recibir los productos, y en el caso de productos artesanales y alimenticios debe realizarse un pre pago del 50%. También es muy importante que las relaciones comerciales sean a largo plazo basadas en la solidaridad, confianza y respeto mutuo.

  1. Pago de un Precio Justo

El pago por un precio justo acordado mutuamente significa que los productores sean pagados justamente y puedan poder vivir dignamente de su trabajo, este pago justo tiene que ser igual tanto para mujeres como hombres.

  1. No al Trabajo Infantil y al Trabajo Forzoso

Toda organización de Comercio Justo debe cumplir con el Convenio de las Naciones Unidas en relación a los Derechos del Niño y también las leyes nacionales. En el caso de que algún niño o niña trabaje debe de ser público y siempre monitoreado y no afectar negativamente en el bienestar, seguridad, educación y recreación de los niños y niñas.

  1. Compromiso con la No Discriminación, la Igualdad de Género y el Empoderamiento Económico de la mujer y la Libertad de Asociación

En las organizaciones de Comercio Justo no existe la discriminación por razones de raza, clase social, nacionalidad, religión, discapacidad, género, orientación sexual, membresía síndical , afiliación política, estatus de IVH/SIDA o edad.

  1. Garantizar buenas condiciones de trabajo

Es muy importante que exista un ambiente y lugar seguro de trabajo, además de que los horarios y las condiciones deben cumplir con las leyes nacionales y regionales y los convenios de la OIT.

  1. Desarrollo de Capacidades

La organización trabaja con los pequeños productores de forma directa ayudándoles en el desarrollo de sus capacidades y actividades específicas para mejorar sus habilidades,

  1. Promoción del Comercio Justo

Es muy importante que la organización realice una labor de promoción de todos estos principios, lo hace proporcionando a los clientes información a través del marketing y la publicidad.

  1. Respeto por el Medio Ambiente

Y por último pero no menos importante, la organización debe ser respetuoso con la naturaleza utilizando técnicas de energía renovables reduciendo el mínimo de las emisiones de gas efecto invernadero, reduciendo le impacto de sus desechos al medio ambiente, por parte de los productores ellos además deben minimizar el uso de pesticidas o utilizar únicamente pesticidas orgánicos.

Existen organizaciones como Fairtrade, cuya labor es asegurarse que estos principios se cumplen en toda la cadena de producción mostrándolo a través de una certificación que llevan los productos de Comercio Justo en su embalaje.

El Comercio Justo es bueno para ti, bueno para quien lo produce y bueno para el planeta.

Álvaro Goicoechea Ramel, Director & Business Development Fairtrade Iberia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *