Hoy día 8 de marzo se conmemora en todo el mundo el Día internacional de la mujer trabajadora o Día internacional de la mujer. Se trata de una fecha que pretende sensibilizar y concienciar sobre un asunto todavía pendiente para la mayor parte de las sociedades en todo el mundo con la desigualdad de género como eje central del problema. Esta batalla, que dura ya siglos, poco a poco va contando éxitos en favor de hacer efectiva la igualdad entre hombres y mujeres para todos los ámbitos de la vida, aunque todavía queda camino por recorrer. Pero, ¿cuál es el origen de esta fecha conmemorativa?

En marzo de 1911, más de 120 jóvenes trabajadoras de la fábrica de camisas Triangle Shirwaist en Nueva York perdieron la vida consecuencia de un incendio descontrolado que se desató mientras encontraban en su puesto de trabajo y que todavía a día de hoy constituye una de las catástrofes industriales más importantes de la historia de Estados Unidos. Las víctimas, en su mayoría inmigrantes, no pudieron escapar debido a que los responsables de la fábrica acostumbraban a cerrar todas las puertas de salida y entrada para evitar hurtos.

Los resultados de la investigación del incendió generaron un terremoto social en todo el país que obligó a las autoridades a legislar sobre las normas de seguridad y salud en el ámbito laboral y fue el germen del nacimiento del primer sindicato internacional de mujeres bajo el nombre de International Ladies’ Garment Workers’ Union.  Es por este suceso que la ONU decidió establecer el 8 de marzo como fecha conmemorativa y recuerda que esta efeméride se va dirigida a las mujeres corrientes como artífices de la historia y hunde sus raíces en la lucha plurisecular de la mujer por participar en la sociedad en pie de igualdad con el hombre.

Diferentes mensajes de concienciación lanzados para empleados DIA en el Día Mundial de la Mujer.

Desde entonces han sido muchos los cambios y avances en materia de igualdad de género, pero algunos de los datos más recientes indican que queda todavía mucho por hacer. El más visible sea quizá el de la brecha salarial entre hombres y mujeres. Según recoge la Agencia de noticias Europa Press,  en todo el mundo, según el Informe Global de la Brecha de Género 2016 del Foro Económico Mundial –que mide aspectos económicos, políticos, educativos y de salud–, las mujeres tardarán 170 años en cerrar la brecha salarial con los hombres por lo que, según los cálculos de este organismo, habrá que esperar a 2186 para lograr esta igualdad, que se situó este último año en un 59%, la mayor desde 2008.

¿Qué hacemos en DIA?

Desde el ámbito empresarial, Grupo DIA trabaja por hacer reducir esa desigualdad  entre géneros  con objeto de fomentar la igualdad de oportunidades para todos los integrantes de la plantilla. Se trata de un punto capital para la compañía ya que algo más del 65% de su plantilla en los cinco países en los que opera son mujeres. Además, la presidencia de la compañía está también ocupada por una mujer, Ana María Llopis, y tres de los diez miembros de su Consejo de Administración son femeninos.

Así, la compañía cuenta con un Plan de Igualdad en España desde 2012 que conocen todos los empleados. A modo de ejemplo, el 39% de las promociones a grupos profesionales diferentes del de partida durante el último ejercicio estuvo destinada al personal femenino. Este plan de igualdad se complementa con diferentes acciones de concienciación que la compañía realiza  entre su plantilla durante el año tanto para empleados de sede, almacenes y tiendas.

En lucha de apoyo a la mujer desde todos los ámbitos, Grupo DIA también forma parte de la “Red de Empresas por una sociedad libre de Violencia de Género” impulsada por el Gobierno de España y que tiene el objetivo de aprovechar el potencial que supone la empresa como agente de concienciación social.