Tras la pista del cliente agnóstico. Tendencias de consumo (I)

el cliente agnóstico

Somos fieles… o por lo menos, eso contamos. Fieles a nuestro programa de televisión favorito, fieles a nuestro equipo de fútbol, fieles a nuestra marca de ropa preferida, fieles a nuestro smartphone y  fieles a nuestra familia. Pero, ¿somos realmente fieles al supermercado? Sí y no. Porque un nuevo perfil de consumidor comienza cada vez a ganar más peso y cambiar esa tendencia que comenzaba a ser demasiado cómoda para algunas de las compañías dedicadas al Gran Consumo.

Los expertos en tendencias de consumo llaman a este nuevo cliente el “comprador agnóstico”. Esa persona que se acerca a comprar muy poco preocupado por las etiquetas y más interesando en la búsqueda de valor, precio y la innovación que pueda aglutinar el producto en cuestión. Jamás se casa con nadie y es capaz de cambiar sus principios consumistas por otros nuevos en cuestión de minutos. La era de la hiperconexión ha generado un tipo de consumidor inquieto, super-informado y con unas posibilidades infinitas de sondear el mercado sin necesidad de moverse del sillón de su casa. La compra es ahora más bien un escrutinio, un proceso por el que se investiga, compara, valora y elige. Todo esto, por supuesto, en el menor tiempo posible. El tiempo es un bien demasiado preciado. Continúa leyendo Tras la pista del cliente agnóstico. Tendencias de consumo (I)

Pese a la mala fama, las encuestas sí aciertan con el cliente

El cliente y las encuestas

No atraviesa por su mejor momento la reputación del mundo de las encuestas. Trabajar bajo los parámetros de la predicción e interpretación de datos siempre es un terreno en el que se suele ganar poco y perder mucho, y más aún cuando aparecen encuestas sobre un mismo tema y mismo segmento poblacional que difieren notablemente en sus resultados y conclusiones.

Pero intentando dejar a un lado el último descalabro de las encuestas electorales (no es fácil últimamente no hablar de política), lo cierto es que cada vez más resultan un elemento imprescindible para cualquier sector de gran consumo. Y la gran distribución, por supuesto, no es una excepción. Para este sector resulta más que imprescindible acceder, conocer e incluso llegar a predecir los gustos de sus clientes, el objeto último y más preciado de su negocio.

Las nuevas tecnologías y el cambio de paradigma de la relación empresa-cliente que han propiciado las Redes Sociales han hecho más fácil esa comunicación bidireccional que tanto rédito está reportando a ambas partes. Ahora el consumidor tiene voz y sin duda la empresa la escucha. Continúa leyendo Pese a la mala fama, las encuestas sí aciertan con el cliente