Desmontando mitos sobre la Gran Distribución y el Consumo

En un mundo complejo donde intervienen tantos factores, económicos, tecnológicos y humanos es  frecuente escuchar referencias a la parte fuerte o la parte débil de una negociación, de una cadena, o de un sistema de producción. Sin embargo, reducir la complejidad de los procesos a un adjetivo no hace que las cosas sean más sencillas, ni ayuda a la mejora de la eficiencia de  éstas cadenas o procesos.

Es frecuente también escuchar hablar acerca de las relaciones justas o injustas entre las partes. Si partimos de un concepto de justicia, en el cual ésta se define como principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde, la cuestión es todavía más enrevesada porque partes hay muchas, verdades también y quién sabe lo que le corresponde a  cada cual  cuando en veintiún siglos de historia el ser humano no ha llegado a ningún acuerdo sobre este punto y muchos otros.

En  el sector agroalimentario  entran en juego varias partes: proveedores (industria agroalimentaria, logística, tecnología, servicios etc.) consumidores, sector primario, reguladores, competidores, accionistas, empleados…

Delimitar, de manera general, quien es la parte fuerte o débil no debiera ser sencillo, sin embargo  hay un axioma que prevalece de manera relevante y permanente, el eslabón más débil es el sector primario. Un sector primario que por estar bajo este axioma recibe aún hoy fuertes ayudas directas  e indirectas que no reciben otras partes de la cadena. Continúa leyendo Desmontando mitos sobre la Gran Distribución y el Consumo